La opinión de nuestros legatrios

Dejar un mundo mejor más justo y solidario, ese es mi deseo

'He incluido a Aldeas Infantiles SOS en mi testamento para que mi compromiso con la infancia perdure en el tiempo, este es mi granito de arena que ayudará a proporcionar un hogar a muchos niños y jóvenes que no lo tienen. Me gustaría que todos los niños del mundo pudieran crecer seguros y felices junto a su familia rodeados de mucho, mucho amor'. Marta, socia de Aldeas Infantiles SOS

Dejar un mundo mejor más justo y solidario, ese es mi deseo

'A mis sobrinos, que les quiero un montón, les he dejado casi toda mi herencia. Pero mi casa, en la que he vivido miles de momentos maravillosos junto a mis seres queridos quiero que sea para Aldeas Infantiles SOS. Me emociono pensando en la cantidad de niños a los que ayudaré a hacer felices. Yo ya tengo más de 75 y tengo mucho más de lo que necesito'. Juan Antonio Rojo. Jubilado, sin hijos y legatario de Aldeas Infantiles SOS

Dejar un mundo mejor más justo y solidario, ese es mi deseo

Margarita fue responsable de protocolo del Ayuntamiento de Córdoba durante 20 años. Fue una mujer comprometida con las mujeres necesitadas de su tiempo y comprometida también con la infancia, ella soñaba con dejar un mundo mejor. Gracias a su legado solidario podremos atender a muchos niños y jóvenes que lo necesitan.

Dejar un mundo mejor más justo y solidario, ese es mi deseo

'Siempre he llevado en mi corazón a mi Galicia natal. Hace muchos años visité la Aldea de Redondela, y ver la gran entrega de las Madres SOS y las sonrisas de los niños, marcó toda mi vida. Ahora que ya soy mayor y, desde mi más profunda convicción y cariño, deseo nombrar a Aldeas Infantiles SOS Galicia heredera universal para que pueda seguir protegiendo a tantos niños que lo necesitan”. Carmen Losada, legataria de Aldeas Infantiles SOS.