La situación de la infancia

Hay diferentes situaciones que hacen que un niño esté en situación vulnerable. 

A pesar de los esfuerzos realizados por entidades internacionales, estados y ONG, cada vez más niños en todo el mundo se ven privados del cuidado de sus familias biológicas. Muchos de estos niños forman parte de una de las siguientes categorías:

Niños en condición de orfandad. Aunque no disponemos de cifras exactas en cuanto a la cantidad de niños huérfanos, se estima que a finales del 2003 había 143 millones de niños en condición de orfandad en 93 países alrededor del mundo; con las cifras más altas en Asia (87,6 millones), seguidas por las del África Subsahariana (43,4 millones). Durante la última década, alrededor de un millón de niños perdieron a sus padres como resultado de conflictos bélicos. Aproximadamente 15 millones de niños alrededor del mundo han perdido por lo menos a uno de sus progenitores por causa del VIH/SIDA.

75% de los niños en las familias de Aldeas Infantiles SOS en Kenia y el 71% en Malawi han quedado huérfanos, en la mayoría de los casos, debido al VIH/SIDA. Un 26% más de los niños que viven en familias SOS en Malawi son en huérfanos de madre y abandonados por del padre. En Laos, 72% de los niños en familias SOS han perdido a ambos padres. En India, 27% de los niños en familias SOS son niños en condición de orfandad doble, y en otro 45% el padre o madre vivo no está en condiciones de dar atención al niño. En Vietnam, 79% de los niños en familias SOS son huérfanos. Entre las causas más frecuentes de muerte de los padres en Asia se encuentran enfermedades terminales, accidentes, suicidios y desastres naturales.

Niños separados. Los niños pueden ser separados temporal o permanentemente de sus padres biológicos y sus comunidades locales. En la última década, más de 20 millones de niños fueron desplazados por guerras o desastres naturales, ya sea dentro o fuera de su propio país, a la vez que se estima que unos 300.000 están involucrados en diversas fuerzas armadas. Unos 246 millones de niños son sometidos a trabajo infantil, muchos de ellos viven en la calle, y alrededor de 1,2 millones de niños son víctimas del tráfico infantil cada año. Una cantidad considerable de estos niños han sido víctimas del descuido o abandono por parte de sus padres, en su mayoría por razones económicas, han sido convencidos para dejar a sus familias o han sido raptados. En muchos casos, los esfuerzos por encontrar y reunificar a los niños con sus familias son infructuosos. 

Niños de madres solteras o adolescentes. Las familias muchas veces se encuentran bajo una creciente presión económica; por otro lado, cada vez más las niñas y mujeres jóvenes inician su actividad sexual a edades más tempranas y en mayor número (muchas veces por intercambio de dinero, bienes, protección, etc.). A su vez, los niños que han nacido de madres solteras, especialmente en Asia, África y el Medio Oriente, se ven severamente estigmatizados y en un porcentaje muy elevado, lo cual en muchos casos lleva a sus madres a abandonarlos. Además, es frecuente que estas mujeres jóvenes no estén preparadas para los retos de la atención infantil.

En algunos países, los niños que viven en familias de Aldeas Infantiles SOS han sido abandonados principalmente por haber nacido fuera del matrimonio, tal como en India (23%), Sri Lanka (35%) o Egipto (90%). En la mayor parte de estos casos, no se puede localizar a los padres biológicos de estos niños abandonados. En algunos países, las desigualdades de género se hacen evidentes. En las culturas en las que una hembra no es deseada, los bebés de sexo femenino son abandonados en mayores cantidades; en otros países, es bastante común la explotación de niñas como trabajadoras domésticas y el consecuente abandono de los varones.

Niños retirados de sus familias por el estado. Los niños son separados y retirados del lado de sus padres por el estado u organismos autorizados cuando se les considera a los padres incapaces de atenderlos o cuando se vulneran sus derechos; se estima que el interés superior del niño no será protegido en ese entorno. Las razones para el retiro incluyen el maltrato y el abuso; la actividad criminal; el abuso del alcohol y las drogas; el embarazo en adolescentes y enfermedades somáticas o psíquicas severas. Muchas veces, en algunos de estos casos la intervención de apoyo llega muy tarde y la habilidad de los padres para proteger al niño ya está muy dañada.

En la República Checa, el 65% de los niños en familias de Aldeas Infantiles SOS tienen padres biológicos con problemas de adicción al alcohol o las drogas a largo plazo; en las familias SOS de Finlandia un 54%. En Venezuela, un 38% de los niños en familias SOS tienen padres con problemas de alcoholismo, drogadicción o delincuencia.

Niños víctimas del abuso doméstico. El abuso doméstico es una de las causas principales de la pérdida del cuidado parental, especialmente en Europa Occidental y América Latina. Puede ir desde la negligencia, el abuso psicológico o el castigo corporal, hasta el abuso sexual. Las cifras exactas sobre la cantidad de niños que sufren alguna forma de abuso o maltrato son escasas debido a una falta de claridad en la definición de abuso y una deficiencia en la documentación de los casos.

Aldeas Infantiles SOS cree que:

• Se debe de apoyar a las familias vulnerables, particularmente a las madres solteras, y los niños deben permanecer dentro del entorno de su familia biológica siempre que sea posible.

• Es necesario atacar las causas sociales, políticas y económicas relacionadas con la creciente vulnerabilidad de niños alrededor del mundo, y establecer medidas preventivas.

• Los programas y servicios adecuados de acogimiento fuera del hogar familiar complementan los esfuerzos dirigidos a fortalecer y apoyar a la familia biológica y su entorno local. La acogida fuera del hogar familiar se convierte en una necesidad cuando otras opciones de apoyo ya han fallado y esta alternativa ayuda esencialmente a aquellos niños que de otra forma se quedarían sin protección.

(Fuente del texto: Informe 'El derecho de los niños y niñas a una familia', de Aldeas Infantiles SOS Internacional)



¿Quieres contactar con nosotros?

Si tienes alguna duda sobre nuestro trabajo puedes llamarnos a este teléfono:

986 411 115

O envíanos tu consulta a través de nuestro formulario

Ir al formulario

¿Quieres estar conectado?

Recibe nuestra Newsletter mensual.